ARTÍCULOS

¿Qué festeja el Día Mundial Sin Tabaco? Conoce más sobre los logros de este movimiento global

Cada 31 de mayo se conmemoran los avances logrados por esta iniciativa en pro del cuidado de la salud global.
 
Las regulaciones relacionadas al tabaco, que gestionan los distintos países a nivel global, nacen del Convenio Marco de la OMS (Organización Mundial de la Salud) para el Control del Tabaco (CMCT OMS), firmado en mayo de 2003. Busca reducir la prevalencia del consumo de tabaco y de la exposición a su humo en los Estados adscritos.
 
Con estas normas institucionales, los gobiernos buscan reducir la alta morbilidad y mortalidad relacionada al consumo de tabaco o a la exposición al mismo. El convenio busca un impacto positivo en la salud, economía y desarrollo social de sus firmantes por la íntima relación entre estos tres conceptos para cada Estado miembro.
 
Ya hay 180 firmantes, entre los que se encuentra Guatemala desde el 25 de septiembre de 2003, que ratifica la norma el 16 de noviembre de 2005 y lo pone en vigencia el 14 de febrero del 2006.
 
Aunque no todas las recomendaciones del convenio se han implementado completamente por todos los firmantes, sí existen avances significativos como:
 
  • Desarrollar un mecanismo nacional de coordinación para su control.
  • Promover la protección en los establecimientos de salud.
  • Promover la protección en los centros educativos.
  • Promover la protección en ambientes públicos y privados.
  • Implementar programas educacionales dirigidos a adultos.
  • Implementar impuestos específicos para el cultivo, producción, distribución, exportación e importación de tabaco.
  • Evitar la venta al menudeo o presentaciones pequeñas del producto.
  • Promover alternativas viables para los cultivadores de tabaco.
  • Prohibición completa de toda publicidad, promoción y patrocinio del tabaco.
  • Promover la exposición gráfica de las consecuencias del tabaquismo en los empaques.
  • Atención primaria de la salud con programas de diagnóstico y tratamiento.
  • Promoción de terapias de reemplazo de nicotina.
 
El control de tabaco reduce la desproporcionada carga sanitaria y económica que el consumo de tabaco impone a sus consumidores, que en general son personas de escasos recursos. Por otro lado, la reducción de enfermedades relacionadas al tabaquismo representa un ahorro económico muy significativo para los países.
 
 
Qualipharm
0 Comentarios

Nuevo Comentario