ARTÍCULOS

El bebé que se alimenta de su madre

Octubre, 2014

Publicación Liga de la Leche Guatemala

 

Hoy en día existen muchos productos que procuran imitar las propiedades de la leche materna para “alimentar” a un bebé.

 
Sin embargo, ¿por qué acudir a un sustituto si todas las madres tienen la capacidad de alimentar a su hijo/hija con su propia leche? 
 
Desde la concepción, el cuerpo de una madre se prepara para dar vida al nuevo ser que crece en su vientre y lo alimenta constantemente a través del cordón umbilical, permitiéndole crecer y desarrollarse hasta el nacimiento. Esa conexión continúa cuando el bebé nace, a través de la lactancia materna.
 
Los beneficios fisiológicos para el desarrollo saludable de un bebé amamantado son suficiente razón para hacerlo. La leche materna está compuesta por los  nutrientes exactos que el bebé necesita. No es una sustancia hecha a base de cálculos  y medidas,  pues ya tiene la composición perfecta para el bebé que la recibe. Solo el cuerpo de su madre sabe producir específicamente lo que el bebé necesita.
 
Dentro de algunos de estos beneficios fisiológicos de la leche materna se pueden mencionar que contiene propiedades que evitan infecciones y los protege de diversas enfermedades virales. Aun si el bebé enferma, su organismo tendría la capacidad de recuperarse mucho mejor y más rápido que un bebé que no ha sido amamantado.
 
La alimentación con leche humana está asociada con un menor riesgo de enfermedades como  diabetes, esclerosis múltiple, síndrome de muerte súbita, cáncer infantil, enfermedad tiroidea autoinmune, apendicitis, osteoporosis, enfermedades cardiovasculares, contraer Helicobacter pylori (asociada con úlceras gástricas), enfermedad de Crohn, colitis, artritis reumatoidea juvenil, obesidad, tonsilitis, alergias, enfermedad atópica y asma. 
 
Sumado a lo anterior, las madres agradecen los beneficios emocionales que amamantar trae para sus bebés. Todos los bebés nacen con una alta necesidad de contacto físico y la lactancia materna es una garantía de que esta necesidad será cubierta. Asimismo, estimula en la madre la producción de oxitocina, también llamada “hormona del amor”, provocando que la madre sienta la necesidad de estar cerca de su bebé, de amarlo. 
 
Todo lo anterior permite que el bebé crezca como merece y como toda madre y padre desean.  Está comprobado que una madre necesita información y apoyo para amamantar a su bebé y que esto beneficie a todos los miembros de la familia.

 

Rocío Ramírez
Lider Liga de la Leche Guatemala

Facebook Liga de la Leche Guatemala

Qualipharm
0 Comentarios

Nuevo Comentario